Social Icons

twitter facebookgoogle plusemail

Menu

lunes, 19 de agosto de 2013

Ljubliana

Una vez dentro de Eslovenia nos dirigimos a su pequeña capital, Ljubliana, con tan solo 270.000 habitantes. Ya que esta situada en el centro del país, nos quedaremos dos noches y aprovecharemos para desplazarnos desde aquí hasta otros puntos.


Dejamos nuestros macutos en el albergue, que es una residencia de estudiantes trasformada en albergue en verano, reponemos fuerzas con una empanada gallega que nos hemos traído de casa y listos para patear la ciudad.
El centro histórico es pequeñito así que nos reservamos solamente un día para disfrutar y recorrer la ciudad.

Mapa Ljubliana

En el siguiente enlace podeis abrir el mapa y ver los principales puntos de interes:
https://mapsengine.google.com/map/edit?mid=z38vNtzyZEVY.kWUkALxJhTgE


Empezamos como punto de partida desde el puente de los dragones y desde allí empezamos a bajar el río por la calle Adamic-Lundrovo. Empieza el casco histórico, con todas las calles peatonales muy agradables de pasear. Nos dirigimos hacia el mercado central y justo en la misma plaza se encuentra la catedral de San Nicolas en la que se puede entrar libremente. 
Despues de aquí vamos al punto de información que se encuentra enfrente del Puente Triple, donde tienen unas guias gratuitas en español bastante interesantes para guiaros por la ciudad. 
Seguimos nuestro tour por la Plaza Mestni (plaza municipal) donde se encuentra el ayuntamiento y la fuente barroca de los Tres Ríos de Carniola. Sorteando todas las terrazas de bares que hay, vamos hasta el peculiar Puente de los Zapateros, donde antes se vendían zapatos al estilo Ponte Vecchio en Florencia, pero ahora solo queda el recuerdo y una gran cantidad de zapatos colgados desde las alturas.



Bajamos hasta la Iglesia de San Jacovo y cruzamos el río para subir por la otra parte.
Aprieta el sol y nos relajamos en una terracita a descansar con una cerveza, los precios son parecidos a España. Subimos por la otra parte del río pasando por la universidad, callejeando un poco y llegando a la plaza Preseren donde hay una gran actividad. Allí está la Iglesia de la Anunciación de María de color rosa-salmón; es gratis así que no tenéis obligación de pagar si os piden dinero a la puerta.


El Castillo de Ljubliana; estamos un poco perezosos y decidimos subir en funicular, aunque no es mucho trayecto, es carillo ya que nos cobran 2,40 o así por persona, pero en ese momento era lo de menos.
Recorrer el Castillo es gratuito, puedes dar una vuelta curioseando, y también hay exposiciones y demás de cosillas. Las vistas de la ciudad no son muy bonitas desde este punto, todo hay que decirlo, pero es un sitio obligatorio para subir.

Llega el gran momento: la cena! Vamos recomendados por la madre de mi novia al restaurante Sokol, una gran elección (alado de la plaza Mestni, calle Ciril-Metodov). Son todos platos tradicionales de Eslovenia, donde disfrutamos bastante del manjar. Otra calle donde también hay locales para comer o tomar algo es Trubarjeva cesta, que esta menos saturada por los turistas.


 Visitamos por último Metelkova un pequeño barrio alternativo lleno de centros artísticos y culturales independientes, nos sorprende ya que los edificios y su calle es arte en si. Lleno de jóvenes sobre todo al anochecer donde disfrutamos del ambiente y nos tomamos una cervecita descansando del día.











 

Síguenos por mail

Síguenos por Facebook

 
Blogger Templates